La Novia de Cristo
por Ricardo Murphy

La mayoría de los creyentes esperan el regreso de Cristo. Sin embargo, Cristo espera por nosotros tambien.

Para nosotros, esta palabra "esperar" es un acto pasivo, pero en la biblia, esta es una palabra activa. Este palabra indica que necesitamos prepararnos por Cristo como nuestro novio en vez de estar sentados en la iglesia esperandole.

La biblia dice que somos la novia de Cristo. En Efesios, capitulo cinco, Pablo escribió sobre la relación matrimonial. El explicó que esta relación matrimonial es un paralelo con nuestra relación de Cristo (Efesios 5:32). Cristo es el novio y nosotros somos su novia.

En el mismo capítulo, Pablo escribió a los maridos que amen a sus esposas "para santificarla, habiéndola purifacado en el llavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante (defectas)" (Efesios 5:26-27).

Si nosotros somos la novia, entonces necesitamos llegar a ser sin manchas, ni arrugas, ni cosas semejantes. Esto no es la responsabilidad de Cristo, porque no es El que tiene estas problemas, estas es nuestra responsabilidad de prepararnos.

Necesitamos preparar por la boda con nuestro novio. En el libro de Ester, ella estuvo doce meses en este preparación. Por doce meses, ella se hizo hermosa por su marido. Esto no es porque ella es la reina, o porque ella iba a ir delante del rey. No, la biblia dice que esto fue la costumbre de las mujeres (Ester 2:12). Nada más, solamente para hacerse hermosa para agradar a su marido.

¿Cómo? ¿Nosotros necesitamos una ducha para limpiarnos y purificarnos? ¡No! Para comprender esto, es necesario ver esto con nuestros ojos espirituales. Estas problemas son problemas espirituales. Necesitamos eliminar estas cosas de nuestras espíritus.

¿Entonces, que son manchas? Las manchas son pecados. Cuando recibimos Cristo por nuestro Salvador, El nos lava en su sangre para retirar estas manchas.

Pero, es possible recibir mas manchas porque vivimos en un mundo de pecados. Hay muchas tentaciones en este mundo. Por este razón Cristo lavó los pies de sus discipulos. El dijo que tenía que lavar no sus cuerpos enteros, sino nada más que sus pies, porque fueron sus pies que han venido en contacto con el mundo. Por lo tanto, cuando venimos en contacto con el mundo, es posible ensuciarnos las manchas del mundo.

Nosotros recibimos este lavamiento de las manchas del mundo cuando nos arrepentimos. Este arrepentimiento es una parte necesaria dentro de la vida de cada creyente.

La segunda cosa aquí es "arrugas." ¿Qué son arrugas? Recibimos arrugas de nuestra preocupación y molestias. Las arrugas son una muestra de falta de fe. Cuando tenemos fe verderderamente, damos nuestras problemas a Jesucristo. Entonces, estes problemas son sus problemas, no nuestras.

Pedro escribió de Jesucristo: "Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, por que Él tiene cuidado de vosotros" (1 Pedro 5:7). Si El tiene cuidado de tí, no es necesario que tu tengas cuidado por tu mismo.

Necesitamos llevar su yugo sobre nosotros…porque su yugo es fácil, y ligera su carga (Mateo 11:29-30). Entonces, cuando damos todos nuestras problemas a el y permitimos a el cargarlas, esto es fe.

La ultima categoría es de semejantes cosas o defectos. Frecuentamente pensamos mucho de que esto consiste de unas areas de pecado, especialmente que en nuestra opinión son pecados grandes y visibles a otros. Pero, esta área de defectos es el problema lo mas grande dentro de la vida de los creyentes.

Hay mucho lugares en la biblia donde Dios habla de estos defectos, especialmente en el Antiguo Testamento. Pero, en la mayoría de estos versículos, fueron defectos en animales que los Judíos dieron a Dios para una ofrenda. Hay solomente un versiculo en la biblia dónde Dios habla sobre defectos en los humanos; en Levítico 21:18-20.

"Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego, o cojo, o multilado, o sobrado, o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano, o jorobado, o enano, o que tenga nube en el ojo, o que tenga sarna, o empeine, o testículo magullado."

Estos doce defectos nos impiden servir nuestro Dios en la manera en que El desea. ¿Pero, este es solomente una problema en el Antiguo Testamento, verdad? ¡No! Nosotros somos una nación de reyes y sacerdotes (Apocalipsis 1:6). Entonces, estos defectos pueden ser los nuestros. No en una manera física, pero en una manera espiritual, porque estos defectos representan defectos espirituales. Cada uno es una área dentro de la vida de una creyente. Mire a algunas de estos conmigo.

· Ciego = una persona sin visión. Necesitamos una visión de Dios por nuestro propio ministro y vida. Sin una visión es imposible para complir nuestro llamamiento.

· Sobrado = cuando usamos solomente una parte de la biblia, no lo total de la revelación que Dios nos ha dado en la biblia. En vez de estudiar toda la biblia, creemos solamente un uno o dos asuntos dentro de la biblia.

· Enano = una persona que nunca crece. Quizá es creyente desde hace viente años. Pero, por viente años en un bebé espiritualmente. Necesitamos crecer a ser un creyente maduro.

· Sarna = una enfermedad de mala comida. Si no comemos fruta y legumbres, en lo natural, vendrá sobre nosotros esta enfermedad de sarna. Espiritualmente, esto es cuando no alimentamos buena comida a nuestros espiritus. En vez de la biblia, nuestro espíritu es alimentado con la televisión. Entonces, nuestros espiritus no son saludables.

Hay doce de estos defectos; yo te di solamente cuatro. Pero, estudie este pasaje por su mismo y pregunte a Dios la significación de los otros.

Es necesario que la novia de Cristo prepare por su boda. Necesitamos eliminar estas manchas, arrugas, y defectos de nuestras vidas. Entonces, seremos listos y hermosos para  nuestra boda.

Jesucristo regresá. Pero, el no viendrá antes de que nosotros, su novia, somos listos por el.

Copyright © 2000 por Richard A. Murphy,  Maranatha Life  Todos derechos reservados.