Pastores - No Sean Una Estadística
por Ricardo Murphy


Los pastores de hoy se enfrentan con más trabajo, más problemas, y más estrés que en cualquier otro tiempo en la historia de la Iglesia. Esto está tomando un horroroso costo sobre el ministerio, demostrado por las siguientes estatísticas :

Pastores:

  • 1,500 pastores salen cada mes del ministerio debido a un fracaso moral, apagón espiritual o contiendas en sus iglesias.

  • 4,000 nuevas iglesias abren cada año, pero más de 7,000 iglesias cierran sus puertas.

  • 50% de los matrimonios de pastores terminarán en divorcio.

  • 80% de los pastores y 84% de sus esposas se sienten inadecuados y desanimados en sus papeles como pastores.

  • 50% de pastores son tan desanimados que dejarían el ministerio si podían, pero no tienen otra manera para hacer un sustento.

  • 80% de los graduados del seminario o de un instituto bíblico que entran al ministerio saldrán aquel ministerio dentro de los primeros cinco años. 90% de los pastores dijeron que el entrenamiento de su seminario o instituto bíblico hizo solamente un trabajo pobre a mediocre en preparándoles para el ministerio.

  • 85% de los pastores dijeron que su más grande problema es que están bien cansados de tratar con gente problemática, tales como los ancianos disgustados, los deáconos, los líderes de alabanza y sus equipos, los miembros del comité, y aún sus pastores asociados. 90% dijeron que la cosa la más díficil en el ministerio es tratar con la gente irresponsable y desenfrenada.

  • 70% de los pastores se sienten enormemente mal retribuidos.

  • 90% dijeron que el ministerio fue completamente diferente que lo que pensaban sería antes de que entraron al ministerio.

  • 70% se sintieron que Dios les llamó al ministerio pastoral antes que empezaron su ministerio, pero después de tres años del ministerio, solamente 50% de ellos ya se sintieron llamados al ministerio.

  • 70% de los pastores constantamente luchan contra la depresión.

  • Casi 40% de ellos en la encuesta dijeron que había tenido un amorío desde el inicio de su ministerio.

Esposas de Pastores:

  • 80% de las esposas de pastores se sienten que su marido es grandemente abrumado de trabajo.

  • 80% de las esposas de pastores se sienten abandonadas y no apreciadas por los miembros de su iglesia.

  • 80% de las esposas de pastores anhelan que su marido escoga otra profesión.

  • 80% de las esposas de pastores se sienten presionadas a hacer cosas y ser alguien en la iglesia que no lo son.

  • La mayoría de las esposas de pastores que fueron encuestados dijeron que el evento lo más destructivo que occurió en su matrimonio y familia fue el día cuando entraron al ministerio.

Hijos de Pastores:

  • 80% de los hijos de pastores encuestados han tenido que buscar consejería profesional para su depresión.

Relacion de los Pastores con el Senor:

  • 70% de los pastores no tienen un buen amigo, confidente, or mentor.

  • 95% de los pastores no oran regularmente con sus esposas.

  • 80% de los pastores encuestados pasan menos de 15 minutos diario en oración.

  • 70% dijeron que el único tiempo que pasan en estudio de la Palabra es cuando están preparando sus sermones.

El propósito de Dios no es que su ministerio te destuya, sino que edifique su espíritu. De esta manera, puedes seguir más adelante para hacer grandes obras y aún más grandes obras por el. Todavía, lo que se ve hoy día es multitudes de pastores saliendo de sus ministerios derrotados, deprimidos y abatidos. ¿Porqué está sucediendo ésto, y qué podemos hacer concernante esto?

Primeramente, tratamos con el porqué. Pienso que si miramos a lo que dijeron los otros pastores, tendremos que inferir que el problema es la gente que están en sus iglesias, especialmente en el liderazgo. Desfortunadamente, ésto es un problema que es díficil cambiar. Pero, si miramos a la última sección de las estatísticas, aquellas que tratan con la relación personal del pastor con el Señor, vemos unos indicios interesantes a la verdadera raíz al problema.

Más de todo, Dios ha llamado a los pastores tener una relación con él que sea bien íntima. Esto siempre debe venir antes del ministerio, ésto debe venir antes de la congregación, y también ésto debe venir antes de su familia. Cómo puedes ver claramente arriba, literalmente no podemos sobrevivir en el ministerio sin tomar el tiempo para estar con el Señor.

Si nosotros, como ministros no tenemos una relación íntima con el Señor, ¿cómo podemos esperar que tengamos algo con que podemos ministrar a otros? Nuestras congregaciones no necesitan las migas del pan de ayer que son calendadas. Necesitan la carne y maná fresca que es para hoy. ¿Pero sabes qué? También nosotros necesitamos el mismo

¿Que Puedes Hacer?

¿Cómo puedes evitar llegar a ser otro de estas estatísticas? Creo que hay ciertos pasos, que nosotros, como ministros, podemos y demos hacer para ayudarnos a no solamente sobrvivir en el ministerio, sino sobresalir en ello.

  • Busca a otros pastores con quienes puedes entrar en pacto. Esto debería ser una relación mútua y confiada, en la cual puedes hablar abiertamente y orar el uno por el otro, sin temer que otro pastor chismeara de tí. Como ministros, muchos tiempos nuestras vidas son solitarias. El encontrar otros con quienes puedes construir una relación te ayudará a aliviar el estrés y la soledad de ser pastor.

  • Relaciónate con un mentor. Todos nosotros necesitamos ayuda y apoyo de vez en cuando, acaso aún más cuando estamos en el ministerio. Tú necesitas alguien que tiene la sabiduría, la experiencia, y esperanzadamente la unción para minstrar a tí como pastor. Dios ha provisto por esta necesitad dentro de las obras de los cinco ministerios. Es parte del llamado del apóstol. Jesús nunca construyó una organización, ni Pablo tampoco. Ellos construyeron relaciones con otros ministros con quienes podían derramar sus vidas. Todas las cartas de Pablo son un tal ejemplo. Escribió a los ancianos y ministros sobre las iglesias que había establecido, dándoles ayuda y instrucción. Encuentra a alguien con la misma unción, y relaciónate con él.

  • Enamórate con estudiar el Palabra de Dios. Si el único tiempo que pasas estudiando la biblia es para preparar un mensage, entonces te has almordazo, mientras que alimentas tus ovejas. Ellos reciben, pero tú no. Tu debes ser alimentado también. Toma tiempo para estudiar por tí. Si unos mensages surgen de ésto, pues bien. Pero el punto es para recibir. Toma tiempo para ir a conferencias y seminarios también, donde puedes recibir ministerio personal.

  • En último lugar, y más importante, pasa tiempo en la presencia del Señor. He fijado muy claramente en mi propia vida que el más tiempo que paso en la presencia del Señor, el más fácil es tratar con las personas dificiles en mi vida. Cuando oramos y adoramos, recibimos del Señor. Somos fortalecidos, sanados emocionalmente, y las cargas son removidas de los hombros. Más de cualquieres otros, los pastores y los ministros requieren tiempo de oración; requieren tiempo de adoración; requieren tiempo personal y solo con el Señor. No tiempo cuando están orando por sus congregaciones, sino tiempo cuando están juntos con Jesucristo - sin cualquier otra persona. Tiempo para orar por sí mismos, sus familias y para recibir poder y ánimo del Espíritu Santo.

Recuerdas la sabiduria de los apostoles en Hechos, capítulo seis. Ellos descubrieron que no podían pasar el tiempo que fuera necesario en oración y estudio de la Palabra, por las demandas del ministerio. Pues, pidieron a la gente elegir unos diáconos entre ellos; para quitar alguna de la carga del ministerio de ellos en el apostolado.

¿Porqué hicieron ésto? Para que podían pasar su tiempo en oración y estudio de la Palabra. Si tu liderazgo no toma esta carga, entonces no son líderes. Tú necesitas entrenarles en sus obligaciones, y permitirles la bendición de verdaderamente servir a la gente de Dios.

Anímate, hermano. No tienes que ser una estatística negativa. Dios quiere que te quedas donde estás, no para que tu iglesia sea una muela de molina alrededor de tu cuello, sino que puedas ser una grande bendición a ellos. Hay victoria para tí abajo de la cruz. Lleva tus cargas allí, y deja que el Señor te levante.


Estas estatísticas vinieron a través de líneas denominacionales, y han sido compiladas de varios fuentes fiables tales como Pastor a Pastor, Enfoque en la Familia, Ministerios de Hoy, Charisma Magazine, Ministerios TNT, Cruzada Universitaria para Cristo y Red Mundial de Pastores

Copyright © 2003 por Richard A. Murphy,  Maranatha Life  Todos derechos reservados.